Dermatología / Dermatología Clínica

Queratosis solares

Las pieles más blancas tienden con los años, en las áreas expuestas al sol, a presentar pequeñas lesiones con una escama que reaparece en forma reiterada y nunca termina de cicatrizar. Es importante controlar estas lesiones y tener un diagnóstico certero de las mismas ya que, en un porcentaje determinado, pueden malignizarse. El diagnóstico en general lo hace el dermatólogo con solo mirarlas y a veces requiere de una biopsia para ver sus detalles en forma microscópica. El tratamiento temprano impide su avance y se realiza por diversos métodos para lograr su destrucción, que van desde cremas, topicaciones con ácidos o en ciertos casos criocirugía. Este tipo de pacientes requieren posteriormente un cuidado extremo en la protección contra el sol.

Prepagas

Sanatorios